Next Euskadi

Prentsa Aretoa

2021/02/24

EAJ-PNV defiende modificar la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género incluyendo todas las violencias contra las mujeres

El Grupo Vasco rechaza el texto de la Proposición de Ley de medidas para el desarrollo del Pacto de Estado contra la Violencia de Genero por falta de garantías jurídicas a las mujeres que sufren violencia machista.

rss Ezagutzera eman

ARGAZKIA JAITSI

BIDEOA JAITSI

PARTEKATU BIDEOA

El Grupo Parlamentario Vasco en el Senado ha votado en contra de la toma en consideración de la Proposición de Ley de medidas para el desarrollo del Pacto de Estado contra la Violencia de Genero presentada por Ciudadanos, al evidenciar que es un texto, que plantea  una confusa ampliación del concepto de violencia de género, tiene una base jurídica poco sólida y finalmente incurre en invasiones de competencias, “en materia de Sanidad y Educación, así como en medidas de planificación, sensibilización, prevención y detección, aspectos que difícilmente pueden ser subsanables en el trámite parlamentario”, ha detallado María Dolores Etxano

La portavoz de EAJ-PNV en el área de Igualdad ha defendido la modificación de la Ley Orgánica 1/2004 de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, de forma que “incluya todas las violencias contra las mujeres, en la línea con el Convenio de Estambul”, ha puntualizado. Etxano ha reiterado su preocupación ante el retraso del Estado español en la incorporación a su normativa tanto del Pacto de Estado como del Convenio de Estambul en lo relativo a incluir todas las violencias que se ejercen contra las mujeres, y no solo la violencia de género que recoge la actual Ley Orgánica.

“La violencia contra las mujeres es una violencia con características muy concretas, la expresión de la desigualdad estructural existente en nuestra sociedad y por ello para hacer frente a la violencia contra las mujeres son precisas medidas específicas que den respuesta a la misma”, ha opinado. 

Tras reconocer que la Ley Orgánica 1/2004  tuvo la gran virtud de poner  sobre la mesa la violencia especifica las mujeres, separándola de la violencia doméstica reconociendo la especificidad de la violencia de género, opina que su aplicación práctica, sigue presentando grandes desafíos. Efectivamente existen otros tipos de violencia reconocidos por el Convenio de Estambul que habrá que reconocer en el marco de la desigualdad estructural de mujeres y hombres”. 

Next Euskadi